Tlfnos: 686 193 611 - 649 071 466 - 627 515 473
El cuidado y respetado puerperio

puerperio klim

Es el periodo posparto en el cual la mujer se readapta física, psicológica y socialmente tras el proceso de nacimiento.

Comienza inmediatamente tras el parto y se extiende el tiempo necesario (que normalmente se ha considerado 6-8 semanas), hasta que el organismo regresa a su estado pregravídico, exceptuando la glándula mamaria.

Usualmente se han considerado 6- 8 semanas que es el tiempo que tarda en reanudarse la menstruación en mujeres que no lactan, y que los principales cambios físicos vuelven a su estado anterior, antes del embarazo. Sin embargo se sabe que la recuperación física total no sucede hasta los 6 meses- 1 año y emocionalmente la madre esta vinculada de forma especial hasta los 2 años de edad de su hijo.

Pero ¿qué es para una mujer su propio puerperio? ¿Qué supone en su vida?

Para una madre supone un cambio radical en su vida, un cambio inmediato en sus prioridades y un camino sin vuelta atrás.

Desde el momento en que abrazan y ven a sus bebés todo cambia, quizá no se es del todo consciente de lo que acarrea esta etapa hasta la llegada a casa, momento en que la mamá y su compañero se enfrentarán en soledad a su nueva vida en familia.

Una madre se entrega en cuerpo y alma a su bebé, lo alimenta, protege, calma y dedica el 95% de su tiempo a cuidarlo. Algunas sientes que no tienen tiempo para ellas mismas, pero eso no importa, lo que realmente importa es que su niño esté bien, aunque su autocuidado quede en un segundo o tercer plano.

Algunas madres se sienten perdidas, desorientadas o entristecidas los primeros días, son sensaciones que poco a poco las abandonan con el apoyo emocional de su pareja y de sus familiares más cercana. Son momentos para estar en familia y para estar cuidada por los tuyos.

La relación con tu amor y compañero, tu prioridad hasta hace unos días cambia, el se convierta en el cuidador principal de la mamá y el bebé, y el hecho de que ellos entiendan su papel y lo asuman desde un principio es importante para el equilibrio de la nueva familia.

Las relaciones sociales pasan a un ¿quinto, sexto, octavo plano?, la verdad es que a la madre de hoy en día que cría con apego y se vincula con su bebé, poco le importa. Es el entorno el que debe entender la situación y mostrar su apoyo, y no limitarse a esas visitas molestas de los primeros días en el domicilio, que en una situación como esta es lo último que puede ayudar a la mamá, y que pueden causar en ella y su bebé un agobio extra.

Creo que pasar tu puerperio apoyada, amada y protegida por los tuyos, sin más preocupación que cuidar e ir conociendo a tu bebé, es importante tanto para la madre como para su niño, que  crearán un vínculo seguro con lo que todo ello conlleva para el futuro de esa familia.

La madre de hoy en día cuya prioridad es criar y amar a su bebé, lo tiene difícil en una sociedad como esta en la que todo el mundo opina y las políticas para su protección y ayuda son ridículas e insuficientes. Cuidemos a estas mamás porque estamos cuidando a sus bebés y creando una nueva generación más sana física y emocionalmente.

Desde aquí transmito mi máximo respeto y admiración a mis queridas puérperas, mujeres luchadoras y valientes que dan todo por su hijo desde mucho antes de su nacimiento.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Leave a Comment

Mobile version: Enabled