Tlfnos: 686 193 611 - 649 071 466 - 627 515 473
El dolor del parto

El parto duele, pero no solo es un dolor solo físico si no que también tiene un componente psicológico y cultural. Es una sensación enormemente cambiante de unas mujeres a otras, ya que puede variar desde un dolor insoportable a incluso ser una experiencia placentera.

El dolor físico está causado por las contracciones uterinas y la elongación de las fibras del cuello uterino, aumenta con la edad de la mujer  y disminuye cuantos más partos se tienen gracias a la elasticidad de los tejidos. Otras causas que pueden aumentarlo son el tamaño del niño o la posición de este.

Pero este dolor físico está altamente influenciado por la esfera psicológica, el miedo, la inseguridad o la desprotección en una mujer que está pariendo hacen que este dolor no pueda controlarse, si por el contrario la mujer esta confiada, acompañada y tranquila será capar de llevar mejor este proceso. Por ello es importante la información,  ser consciente de tu parto, conectar con tu cuerpo y tu bebé y querer trabajarlo y vivirlo como el momento maravilloso que es, y por su puesto ser respetada en tu intimidad y decisiones y estar acompañada por tu pareja o un ser querido que te aporte esa estabilidad y apoyo que necesitas.

Culturalmente se han estudiado las diferencias notables entre las mujeres dependiendo de su procedencia, la mayor o menor expresión del  dolor  no solo depende de la tolerancia al dolor de la persona si no de cuál sea el comportamiento culturalmente aceptado.

No debemos ver el dolor del parto con miedo, si no que debemos entender que el parto es un proceso fisiológico que va acompañado de dolor, un dolor que podemos controlar si creemos en nosotras, somos conscientes del proceso y nos encontramos en un entorno seguro rodeadas de personas en las que confiamos plenamente.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Leave a Comment

Mobile version: Enabled